Barbara (2012)

Barbara

Cogida un poco por los pelos está esta película dirigida por Christian Petzold, sobre los efectos del totalitarismo de la antigua RDA sobre sus habitantes, para la colección de cine y ferrocarril. Pero como contaré más adelante, hay un par de escenas que me han invitado a incluirla. Como es obra reciente, reproduzco considerablemente lo que aparece en la reseña de mi Cuaderno de Ruta.

Argumento

Retrocedemos a los años 80, en los que Barbara (Nina Hoss), una médica berlinesa que ha ejercido en la prestigiosa Charité, es represaliada políticamente por expresar su deseo de abandonar el país y enviada a ejercer a un pequeño hospital de provincias, cerca del Báltico, en el área de cirugía infanto-juvenil a las ordenes del afectuoso doctor André Raiser (Ronald Zehrfeld). Se adapta mal, es acosada por la Stasi, sufriendo humillaciones, y va aguantando por la ayuda que recibe del exterior, incluido un amante de la Alemania Occidental. También se involucra con la historia de Stella (Jasna Fritzi Bauer), una joven recluida en un centro de detención juvenil, del que intenta escaparse, en el que sufre malos tratos, y que además está embarazada, lo que aumenta su deseo de escapar. Pronto sus amigos exteriores prepararán un plan para su escape a Dinamarca por mar.

Líneas poco transitadas, sin electrificar, en regiones poco pobladas, ese era el biótopo de los "schienenbus". Por ejemplo, una apartada región a orillas del Báltico.

Líneas poco transitadas, sin electrificar, en regiones poco pobladas, ese era el biótopo de los “schienenbus”. Por ejemplo, una apartada región a orillas del Báltico.

Las comodidades eran las justas, tanto en la versión oriental como en la occidental, y esta última es equivalente a decir la versión española; eran trenes austeros.

Las comodidades eran las justas, tanto en la versión oriental como en la occidental, y esta última es equivalente a decir la versión española; eran trenes austeros.

Interés ferroviario

Durante años en las líneas ferroviarias de baja frecuentación de pasajeros en España, el vehículo ferroviario de moda fue el ferrobús. Básicamente, vehículos ferroviarios ultra ligeros, entre una y tres unidades, autopropulsados, y que básicamente parece un autobús sobre carriles. Yo los usé bastante en mi infancia. Para ir de vacaciones a Benicarló. Cogíamos uno hasta Tortosa, y luego otro tren o un autobús hasta el destino. O el “canfranero“, que también estuvo servido por ferrobuses durante unos cuantos años.

Los ferrobuses españoles eran de origen alemán, de la empresa Ferrostaal, y allí en la RFA se denominaban schienenbus, y se usaban igualmente para líneas de baja frecuentación. Los nuestros eran casi iguales a los alemanes, pero pintados de blanco plateado con rayas verdes, en lugar del rojo de la DB alemana. Y si por algo se caracterizó la RDA fue por copiar lo que hacían sus antiguo compatriotas occidentales, y crearon su propia versión del schienenbus. Similar, aunque de líneas un poco más toscas. Y este tipo de unidades lo podemos contemplar en esta película. Y por el cariño a este tipo de trenes, no he podido dejar de incluir esta película en esta colección de cine ferroviario.

Este plano muestra que el espacio del vehículo era diáfano, y el conductor, al igual que en los autobuses de carretera, estaba en el mismo espacio que los viajeros.

Este plano muestra que el espacio del vehículo era diáfano, y el conductor, al igual que en los autobuses de carretera, estaba en el mismo espacio que los viajeros.

En este otro plano, vemos el otro extremo del coche automotor, donde se aprecia la cabina que probablemente integraba el retrete.

En este otro plano, vemos el otro extremo del coche automotor, donde se aprecia la cabina que probablemente integraba el retrete.

Interés cinematográfico

Nos encontramos ante uno de estos filmes que nos han llegado en los últimos años, unos con más fama otros con menos, en los que se revisa la historia más oscura de la Alemania Oriental. Un vistazo a la vida de sus gentes, y al ambiente opresor de un estado totalitario. Pero aquí no sólo se ponen en cuestión las condiciones sociales y políticas de dicho estado. También estamos ante un proceso de evolución y maduración, dotado de mucha introspección, en el que vemos como la protagonista que da nombre al filme va evolucionando. Y esto es lo que da vida, da cuerpo y da sentido a una película que de lo contrario podría haber quedado en la crítica fácil. Hay más chicha que cortar, y está bien cortada y bien presentada en el plato. Con un rodaje cuidado, con un iluminación que reproduce los colores de las fotografías de la época, bien ambientada, nos sumimos no sólo en la época sino también en la personalidad de la protagonista. Todo ello sin sordideces gratuitas, con realismo sin dejar de preocuparse por los aspectos estéticos.

Ni que decir tiene que el trabajo interpretativo es fundamental en el éxito de la empresa, y en general nos encontramos con un trabajo actoral de muy alto nivel, con interpretaciones sobrias pero convincentes, en un trabajo parco en diálogos, todos ellos significativos, e importante en los gestos.

Sinceramente, ha sido una buena sorpresa que nos ha roto la racha de mediocridad que veníamos aguantando, y que nos hizo salir animados del cine, al mismo tiempo que preocupados por el riesgo constante de las sociedades en que vivimos de caer de nuevo en las trampas de los totalitarismos. La libertad tiene un precio, no es gratis; pero el precio que se paga por un orden ciego y arbitrario es todavía mucho mayor.

A mí me ha gustado y le pongo  4 estrellas: ****.

En todos los países, en todo el mundo, la gente saluda a los trenes al pasar.

En todos los países, en todo el mundo, la gente saluda a los trenes al pasar.

Barbara se queda pensativa tras ver a estos jóvenes; demasiado alegres, demasiado optimistas, tal vez vecinos occidentales,... una promesa de libertad...

Barbara se queda pensativa tras ver a estos jóvenes; demasiado alegres, demasiado optimistas, tal vez vecinos occidentales,… una promesa de libertad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: