Las vidas posibles de Mr. Nobody (2009)

Mr. Nobody, 2009

Esta peculiar y compleja película que mezcla la ciencia ficción, la reflexión filosófica y el drama romántico tiene algunos momentos claves que suceden en un ambiente ferroviario. Una estación de ferrocarril es un lugar donde muchas cosas pueden pasar, y muchas decisiones trascendentes se pueden tomar. Veamos a ver que pasa en este largometraje firmado por el director belga Jaco Van Dormael.

Nos encontramos en el año 2092, y Nemo Nobody (Jared Leto y Toby Regbo), el último hombre mortal sobre la Tierra está a punto de morir. Es el momento de revivir una larga vida de 118 años. Lo que pasa es que no revive una vida. Revive su vida y las que pudieron ser en función de las decisiones que fue tomando en momentos claves de su vida. Dependiendo de con cual de sus padres fue a vivir cuando estos se separaron, dependiendo de su reacción cuando vio a una chica que le gusta besar a otro, dependiendo de si se para o no a mirar qué le ha pasado a una mendiga en una estación de tren, la vida pudotomar unos derroteros u otros. Hasta tres esposas distintas, tener hijos o no. Vivir hasta los 118 años o haber muerto ahogado, o asesinado, o bajo una lluvia de meteoritos en una estación orbital en Marte. No sólo sobre la base de sus propias decisiones, sino también por los efectos del azar… o del caos, según se mire.

Ferroviariamente hablando, la escena clave de la película, la decisión inicial que desencadenará la ramificación de su vida en distintas posibilidades, se da en una pequeña estación de tren, presuntamente británica, con un nombre premonitorio. Chance. Un tren espera a la madre que abandona el hogar familiar para irse a vivir con otro hombre. Nemo debe elegir si quiere ir con su madre o quedarse con su padre. O qué pasará si cuando toma la decisión, el tren ha arrancado y dependiendo del azar, puede que alcance a ser alzado por su madre al interior del vehículo o no. En la realidad, la escena está rodada en Bélgica, y el tren que aparece es una automotor francés de la serie X3800, los conocidos como “Picassos“. En concreto, el X3998 que se encuentra conservado por el Chemin de Fer Vapeur des Trois Vallées. Podéis encontrar una imagen del vehículo en concreto en Flickr.

También encontramos otras escenas interesantes en un ámbito ferroviario en lo que creo que es el vestíbulo de la Estación Central de Montreal. Aunque no estoy plenamente seguro. Dos personas, Nemo y su antiguo amor de adolescencia Anna (Diane Kruger y Juno Temple), de quien fue separado a pesar de ellos, pasan todos los días por ese vestíbulo con pocos minutos de diferencia. Un día, Nemo se para a atender a una vagabunda y…

En fin, ambiente ferroviario interesante. Aunque no es eso lo que da interés a la película. Es una película que profundiza de forma muy atractiva en la importancia de nuestras decisiones, pero también en la importancia del azar o de los factores externos. También incluye reflexiones a lo que es el tiempo, a la importancia de la línea del tiempo. Por cierto, que plantea que el universo dejará de expandirse un día para contraerse en un gigantesco Big Crunch. En estos momentos los datos conocidos nos hablan de una expansión indefinida, y de una fría muerte del universo… por aburrimiento. Todo ello con una realización visual de primer nivel y con buenas interpretaciones. También es cierto que la falta de linealidad del guion, acorde con el tema a tratar, puede no se de fácil digestión para algunos espectadores. Pero bueno, de vez en cuando hay que arriesgar.

Para cualquier comentario mándame un mensaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: